De folio mañanero

I20160320_091612~2

 

Imagínate: Domingo, 6 de la mañana, aún es casi de noche. Solo un poco de luz se cuela por la persiana. Esta más oscuro de lo normal porque va a amanecer y es el momento de máxima oscuridad de la noche, el más frio, el más nocturno de todos, cuando la noche ya casi no es noche y el día aún no es día.

No va a sonar el despertador. Nadie va a llamar al móvil porque todos están durmiendo. Más de uno duerme la resaca de la noche anterior. Más de uno sueña con cosas que jamás va a poder hacer realidad. Otros, simplemente, se enfrentan a sus propias pesadillas y miedos de la única forma que a veces se puede.

Sé que es muy pronto. Mis biorritmos me indican que debería dormir un poquito más, mi angelito (ese que tengo a veces posado en el hombro derecho) me dice que debería cuidarme y descansar, mi diablito (que esta constantemente en el hombro izquierdo) me susurra que despierte a mi marido y celebremos el día del señor como Dios manda, pero mi subconsciente me dice que me levante, que tengo mucho por hacer, mucho que escribir, que ayer aunque me acosté tardísimo no hice más que cuatro tonterías y eso no va a ser suficiente si quiero sacar mi libro adelante, que hay mucho que hacer, mucho por leer, por aprender, por escribir…

Y heme aquí desde las 6 de la mañana del domingo… venga la taza de café, el cigarrillo y el despliegue de todas las manías que tengo cuando escribo. Los libros y diccionarios a un lado del portátil, el móvil siempre al alcance de la mano, la chaqueta sobre los hombros y la pantalla que a veces se va llenando de palabras y a veces cae en un silencio ensordecedor.

Quien me mandaría a mi levantarme tan pronto el único día de la semana en que puedo dormir…

Quien me mandaría a mi tener una vocación tan insomne… porque seamos claros, estas horas de la mañana, en medio del silencio, al despertar el día, cuando el resto del mundo aún esta durmiendo y tal vez soñando, son las mejores horas, las horas perfectas. Están también las altas horas de la noche cuando todo parece que va desapareciendo poco a poco en el sopor de la nocturnidad doméstica, pero esas horas parece que se quedan para los escritores malditos, esos que escriben de noche con un vaso de wiski al lado, el doble de cigarrillos que yo y completamente idos, impregnados de una locura que les lleva a vivir de noche y dormir de día, a tener mal carácter, romper folios y romper con sus amantes en un mismo instante, a martirizarse con su propio genio.

Yo soy más de mañana. Soy de folio mañanero.

A medida que pasan las horas el documento de word parece que va cobrando sentido, el capítulo comienza a cerrase, todo ha quedado definido y parece que de la forma en que de verdad quería expresarme. Ha valido la pena.

Me levanto y me hago otro café esta vez acompañado de un trozo de tarta de cumpleaños.

Releo lo que he escrito y tras alguna corrección doy el visto bueno. No es que sea lo definitivo pero ya es un comienzo. Le quedan correcciones y le queda más de una revisión, pero de momento se me queda la sensación en el cuerpo de que todo esta bien, de que he aprovechado el rato y le he sacado partido a la mañana.

Saboreo la tarta y el café. Me digo que estos momentos son buenos, muy buenos, que si no fuera por estos ratos, y por alguno más… la vida sería bastante menos buena.

 

Anuncios

2 comentarios en “De folio mañanero

    1. Muchas gracias. Es un placer saber que las cosas que voy escribiendo no son solo desvaríos míos. A veces me pregunto si lo que de verdad pienso o lo que quiero expresar llega o no a ser comprendido o solo le hablo al vacío. Tu respuesta es una llamada a la esperanza. Gracias, de verdad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s