Principio de comunicación

12993531_1571940016450562_7529168751471885008_n

 

Ayer fue un día importante, muy importante de hecho.

Era la presentación de mi primer libro de forma oficial se podría decir.

Hay que tener en cuenta mi inexperiencia en estas lides… las primeras veces  suelen ser bastante caóticas y en ciertas ocasiones traumáticas. Así que cuando eran las 11.50 y solo estaba mi familia mi corazón comenzó a latir al borde del colapso.

Y luego, de pronto, comenzaron a aparecer personas, gente invitada desde las redes sociales, amigas que hacía años que no veía… llenamos tooodas las sillas y eso es bueno, muy bueno, porque si algo intentaba era poder comunicarme con la gente que lleva meses siguiendo mi página, las entradas de mi blog,  la que ha leído el libro y me ha dicho que le ha gustado, las personas que me van enviando su apoyo… Imagino que la editorial y la librería buscaban también vender ejemplares y sondear qué tal podían ir las ventas, pero ese es su trabajo y lo hacen perfectamente bien, así que yo, simplemente, cuando vi las sillas llenas de personas me relaje… y disfruté.

Disfruté enormemente para ser exactos.

Mi cometido, mi afán, es escribir, expresar, hablar de lo que siento, de lo que pienso… y no puedo hacerlo sin una fase mercantil,  sin esas personas que hacen que sea posible llegar a los lectores, pero hay instantes en que eres  comercial de tu propio trabajo y tienes que venderlo  y otros en que eres la creadora y tienes que explicarlo, defenderlo ante las personas que quieren saber qué has escrito y por qué, por qué tienen que gastarse 15€ en tu libro y porque les estás pidiendo por favor que pierdan horas de su vida leyendo lo que tú has tardado noches en escribir,  por qué han de creer en ti y mostrar un acto de fe como es comprar ese libro de una autora novel que solo conocen de internet.

Expliqué mi libro, lo defendí con los argumentos que desde dentro me habían llevado a escribirlo, creo que fue una charla amigable y que pude disimular mis nervios de principiante…

Con lo que yo me quedo para mí de todo cuanto aconteció en aquella presentación fue el final, con las preguntas que me hicieron, con las cosas que aquellas personas me iban contando mientras firmaba ejemplares, me di cuenta de que tenía muchas cosas en común con ellas y eso me gustó muchísimo.

Me quedo  con las palabras de aliento, con sus historias, con las sonrisas.

Algo que me había estado preocupando mucho esos días eran las dedicatorias. No quería poner el típico “con cariño” y el clásico “espero que te guste”. Quería dedicar palabras sinceras y honestas a personas que no conocía y eso creí que me iba a resultar difícil. Quería dedicar palabras sinceras a personas que sí conocía y que eso también me iba a resultar complicado.

Todo lo contrario.

Cuando veía la cara de alguien que había estado en mi vida desde siempre sabía exactamente qué decirle.

A medida que la gente me iba hablando sabía qué poner en esa primera página blanca que siempre es un reto para cualquier autor.

Esas pequeñas cosas que nos acercan, algunos sueños en común, algún acontecimiento personal, un regalo para una persona especial… no repetí ninguna dedicatoria aunque todas las comencé con las mismas palabras, “con todo mi cariño” y no es una frase hecha tal como yo creía si no una de las más sinceras porque el recuerdo de ayer, de aquellas personas, de aquellas historias que me iban contando antes de que firmara su ejemplar, sus sonrisas y sus palabras es algo que voy a guardar para siempre en un rinconcito de mi corazón como uno de los momentos más entrañables que he vivido.

Cuando alguna vez puse “espero que te guste” tampoco fue una frase hecha porque supe que realmente necesito que mi libro les guste, que mis personajes tengan su cariño, que su lectura y su opinión son muy importantes para mi.

No porque sean mis primeros ejemplares vendidos y firmados, si no porque me di cuenta de que escribo, entre otras muchas cosas, para poder tener esa especie de comunicación.

A veces seré emisora al escribir pero ayer fui receptora en una comunicación reciproca, con lo cual, el principio de comunicación está perfectamente construido entre nosotros.

De lo que no estoy segura es de si les he podido expresar todo ese cariño y de si el poso de felicidad que han dejado en mi les ha llegado también a ellas. Espero que sí.

Anuncios

4 comentarios en “Principio de comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s