Éxito moderado

20160522_170809.jpg - Madrid - viajes- libros mas recomendados en castellano - nina peña - descargar -

 

Madrid era un caos ese fin de semana. Había dos conciertos multitudinarios y una final de fútbol además de varias manifestaciones y caía un sol de justicia que expulsaba a los madrileños a buscar descanso y solaz en la sierra cercana. Si la capital nos parece caótica siempre a nuestros provincianos ojos, en días así, realmente puede llegar a asustarnos. Iba contando los coches policiales, las furgonetas y miembros de la policía mientras volvía de la presentación de mi libro en una Gran Vía y una Plaza de España atestada de gente.

Gente en los restaurantes, en la cola de los teatros, en los bares, en los locales de comida rápida, en los semáforos, en las tiendas de ropa que permanecen abiertas a las 10 de la noche. Gente y más gente por todas partes, sentada en los bancos, en la hierba de las plazas, en los escalones de la plazoleta de la calle Princesa. Despedidas de soltera con gorros de colores que simplemente estaban paradas interrumpiendo el paso y haciendo un repaso logístico de sus siguientes recorridos de fiesta o grupos de cabezas rapadas enfundados en ropas negras que se habían manifestado horas antes y ahora estaban en una esquina haciendo frente a la policía como monolitos, así de grandes y rocosos me parecieron. Mirada desafiante, piernas abiertas, brazos cruzados, bocas silenciosas de labios apretados.

La presentación no había sido un éxito. No al menos el éxito que había tenido en las anteriores en donde había vendido todos los libros y volvía a mi ciudad con una gran sonrisa en la boca y con la sensación del trabajo bien hecho. Aunque siempre se han juntado dos sensaciones, una la literaria y otra la personal, y en ambas, consideraba que me había ido de perlas.

En Madrid fue de otro modo y todos los miedos y las desconfianzas que a veces nos vienen a la cabeza ante eventos así, se fueron materializando poco a poco. Días antes se lo avisé al librero, a mi editora, a mis amigas, a mi familia y a todos los que me preguntaba por Madrid: “Allí, a mí, no me conoce ni dios”

Si el éxito se midiera sólo por las ventas, dijéramos que mi éxito en la capital había sido moderado.

Pero yo creo que el éxito tiene distintos varemos que es necesario analizar y no vale eso de que depende de las expectativas, es algo más personal y complicado. Algunos lo achacan también a la buena suerte.

Si hace unos años, mientras escribía mi libro en la mesa de la cocina de mi casa, me hubieran dicho que lo publicaría y que estaría vendiéndose en Madrid y en Barcelona puede que no lo hubiera creído, así que no es por expectativas puesto que nunca las tuve tan altas.

Y suerte nunca tuve demasiada.

Hay algo más íntimo en todo ello.

Para mí el éxito está en poder sentarme a hablar de mi libro y terminar hablando de perros, reír y escuchar historias de otras personas que acabo de conocer, salir a ver el mundo, abrir horizontes, subir otro peldaño en esta escalera angosta que es la escritura, empaparme de una ciudad y pasearla hasta el agotamiento, adquirir experiencia, poder recapacitar con todo lo que me está pasando, conocer a toda la gente que voy conociendo, enriquecerme en el intercambio con otros escritores, alucinar con la sensación de que uno de mis libros tal vez este volando hacia Nueva York en una maleta, no perder la capacidad de ilusionarme y de seguir trabajando… son muchas cosas las que valoro, y en todo esto considero que estoy teniendo éxito.

Otra cosa son los reconocimientos y las ventas. Es otro tipo de éxito.

Ante todo, creo que esto es una lucha constante, un aprendizaje que nunca termina, un afán de superación de mí misma, una forma de medir mis fuerzas, de saber quién soy, de conseguir expresar mis ideas o de simplemente contar historias en el papel.

Acabo de llegar a este mundo de los libros como autora aunque siempre he estado como lectora así que la aventura no ha hecho más que empezar. Es mi primer libro y tengo otros dos esperando ser publicados, y lo que es más importante, sigo con la ilusión y con las ganas de trabajar que siempre he tenido porque escribir, para mí, es algo demasiado importante como para perder ese empeño.

Encontrar el hueco, vislumbrar el camino, poder sentarme a escribir, seguir teniendo la mente llena de ideas y de pensamientos que a veces se van escribiendo solos en mi cabeza antes de ser plasmados al papel, seguir aprendiendo, seguir documentándome, buscar y hallar, seguir creciendo como persona y tal vez también como escritora, tener la sensación de que estoy partiendo de cero y que tan sólo he comenzado a caminar por esta senda que me puede llevar a todas partes o a ninguna dependiendo de mis propios pasos.

Estoy en el kilómetro 0 pero he comenzado a andar afianzando mis pasos, sin tener prisa, sin correr, disfrutando del paisaje, hablando con los compañeros de viaje, siendo feliz, sabiendo que quizá lo mejor está por llegar. Dicen que lo importante no es sólo llegar a la meta, si no disfrutar el camino.

Esa es mi meta personal.

Eso es para mí el éxito.

PD. Sigo sin creer en la suerte. Alguien dijo que la suerte no es más que el trabajo constante, así que con vuestro permiso, voy a seguir trabajando.

 

Anuncios

5 comentarios en “Éxito moderado

  1. Enhorabuena por todas esas ventas, por tus presentaciones, y mucho ánimo. Seguro que con el blog empiezas a ser conocida nacionalmente y cuando vuelvas a Madrid vendes el doble de lo que pensabas. Te deseo el mejor de los resultados a tu trabajo constante. Besitos

    Me gusta

  2. Muchísimas gracias Oscar. Acabo de comenzar, mi libro lleva un mes a la venta… así que todo va muy bien por el momento. No me puedo quejar jajaja. Hay que seguir trabajando y no perder nunca la ilusión o la alegría, todo lo que me esta pasando es tan bueno que si tuviera que valorarlo en cifras no habría un número para ello.. Espero volver a Madrid algún día con mi segundo libro, pero ahora, saber que el primero ya está allí haciendo camino es de por sí algo muy importante. Decía el Poeta que se hace camino al andar…
    Un besazo y gracias cielo.

    Me gusta

  3. Tu mayor éxito eres tu misma. Eres un ser mágico y lleno de luz, tu presencia, tus palabras irradian felicidad. No te quedes con el regusto de esta visita. Habrá muchas más y en ellas podrán degustar tus libros, tus reflexiones y tus ilusiones. Como tú no creo en la suerte, desde el trabajo y la constancia llegan tus éxitos.
    Para mí conocerte fue un éxito, un orgullo y un lujo.
    Siempre fuerte, disfrutando del camino y con paso firme. Ya tienes un trecho caminado.
    Preciosa reflexión.

    Me gusta

  4. Ay Dolors que me has emocionado, de verdad.. a veces cuando alguien me dedica palabras así de bonitas me da la impresión de que no hablan de mi, de que yo no soy así… solo yo conozco mis zonas de sombras y desde aquí, vosotros veis las zonas iluminadas. A los que nos toca pelear por casi todo a veces tenemos que dar un grito de rabia o de impotencia o de dolor… pero aquí solo muestro mi lado bueno, ese lado de la reflexión y el pensamiento. No es que tenga dos caras o que yo sea un fraude, créeme he pensado en ello desde que te he leído, es que, simplemente, en este espacio y en mis libros o en las cosas que escribo, creo que doy lo mejor de mí misma. Solo así puedo comprender que tengas tan bellas palabras hacia mi. Uff, me has hecho pensar tanto que esto amerita un articulo nuevo!! Gracias Dolors, para mi sí que es un honor y un lujo conocerte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s