Sería tan fácil.

nina peña - seria tan facil - poemas - textos

 

Sería tan fácil, dentro de mi torpeza habitual,

citar a los mares y océanos, decir por mí, por ellos, cuanto sueño y espero.

Sería fácil, maldecir por ellos la soledad.

Intentar espantar los fantasmas que cobijo,

de los que huyo y, a un tiempo, busco en ellos tanto como he perdido.

Echar la culpa a la distancia y que mis palabras se estrecharan en la boca sin sentido.

Sería tan fácil maldecir aquella falsa gloria, aquella vida que sonó a canción, a congoja,

maldecir todo cuanto callé y dije, tanto como se ignora,

tanto como mis ojos no lloraron

y tantos besos que murieron en mi boca.

Sería tan fácil, has de saberlo, lanzar tu imagen al próximo cerro,

estrellar ese recuerdo maldito y pensar que si realmente todo fue una farsa,

tienes merecido mi olvido.

Y maldigo, óyeme, maldigo, aquel día que te vi de lejos,

aquel día roto, dolido, la noche que me robaste y todo lo que desde entonces he perdido,

cada lágrima inútil que he derramado,

cada luz que brilló en tu alma y que se iluminó en la mía robando para siempre la calma.

Sería tan fácil vencer la desidia, el hastío, saltar como buenamente pueda la distancia

ignorar el dolor, salir a sentir en mi piel el frio y oír mis huesos crujir rotos en el desafío,

maldecir cien veces tu nombre y luego…

y luego, amor mío,

maldecir tan solo mi suerte, atar tu nombre, como se anuda un ovillo

a esa parte de mí que aún es tuya pese a la distancia y el olvido.

Sería tan fácil, engañarme yo misma, pasear entre olas y espumas

lanzar mensajes al vacío, al silencio, entre las brumas,

ceder a impulsos a veces asesinos para matar en mí cuanto es tuyo

y creer encontrar por fin tu olvido.

Sería tan fácil vencer fantasmas, crecer para adentro sola

y notar cómo se enreda  y sangra mi alma entre espinas y púas.

Formar con este amargo sabor de ahora, un caparazón a medida del peligro,

que proteja mis sueños, mi corazón errante, mi corazón roto, rendido, vacío

y que nada traspasara ese muro formado de luchas y hastío.

Sería tan fácil proponer propósitos imposibles, dolores, quejidos, muertes,

fácil sería dejar mi alma en blanco,

fingir que nada siento y hacer como si nada sonara a lamento.

Pero tu voz en la noche llama a mi sueño

y la sed se acrecienta con esa imagen de ti que conservo.

No hay ninguna forma de apagar esta sed porque la sed del alma humana queda sedienta

aun después de beber las aguas del océano, y pide más, quiere mucho más,

anhela beber aún más como un eterno sediento.

Acaso es tan fácil, mi amor, morir de sed en el cuerpo y en el alma

mientras la boca te llama y el corazón te busca,

te odia mientras te ama

y busca el agua en tus labios

mientras maldice tu boca.

 

 

Puedes ver mis libros en mi página de autora en Amazon.
https://www.amazon.com/Nina-Pe%C3%B1a/e/B01LBU4P5S/ref=ntt_dp_epwbk_0

 

Anuncios

2 comentarios en “Sería tan fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s