Firma invitada: Alicia Domínguez

nina peña - alicia dominguez - viaje al centro de mis mujeres

La firma invitada hoy es otro lujo de esos que escasean y que yo me estoy permitiendo tener en mi blog: Alicia Domínguez.

Con su libro Viaje al centro de mis mujeres, Alicia nos propone un hermoso viaje de esos que a mi, personalmente, más me gustan, un viaje al interior de cada uno, un viaje iniciático.

De la mano de Sara y Lola, podemos viajar al Portugal de Pessoa y de los fados, pero también al mundo interior de dos mujeres que podríamos ser cualquiera de nosotras y en el que podemos reconocernos.

Con un precioso prólogo de José Petteghi, nos adentramos en esos terrenos interiores, y a veces escarpados, de la parte más intima y también más secreta que todos poseemos.

Una lectura más que aconsejable. Os dejo con un fragmento para ir abriendo boca y con su curriculum para que la un poco conozcáis mejor.

Biografía

Gaditana nacida en Madrid en 1966. Doctora en Historia por la Universidad de Cádiz y Máster en Gestión y Resolución de Conflictos por la UOC (Universitat Oberta de Catalunya), centró su línea de investigación histórica en el análisis de la violencia política y social del franquismo.

Fruto de ella, son los trabajos: ‘La represión franquista de la guerra y la postguerra en Cádiz 1936-1945’, ‘La causa 259/45: un ejemplo de represión en la  posguerra en el Campo de Gibraltar’ y ‘La superación de la guerra civil española, una aproximación desde la perspectiva de la conflictología’.

Es autora de ‘El Verano que trajo un largo invierno’ (Quorum Editores, 2005) y ‘Viaje al centro de mis mujeres’ (Ed. Círculo Rojo, 2015); coautora de ‘Las puertas de la memoria’ (Ed. Universidad de Cádiz -UCA-, 2016) y de dos libros colectivos: ‘102 razones para recordar a Salvochea’ (Asociación de amigos de F.S., 2009) y ’65 Salvocheas’ (Quorum Editores, 2011).

Premiada ‘Mujer constitucional’ en 2011 con motivo del Bicentenario de la Constitución de 1812 de Cádiz y galardonada con el premio ‘Clara Campoamor’ en el 2016 a propuesta del Observatorio de Igualdad del PSOE de Cádiz.

Autora colaboradora de la revista digital ‘Woman’s Soul’, ha publicado en diversas revistas literarias como ‘El ático de los gatos’ y  ‘CaoCultura’.

 

erin reene - alicia dominguez - viaje al centro de mis mujeres

 

María la fadista

 

Emocionadas, nos despedimos de ellos. Le prometimos que acudiríamos a la Parreirinha da Alfama en otra ocasión. «Después de escucharla a usted, María, cualquier fadista nos va a parecer poca cosa», le dije, apretando su mano y tratando de vocalizar lo mejor posible para que me entendiera.

 

María, en cuyas mejillas volvió a asomar el rubor, se despidió muy afectuosamente de nosotras. Inclinando la cabeza, se llevó la mano al corazón en un gesto que me inspiró una profunda ternura. Imaginé su pesarosa existencia sometida a dos hombres por cuyo amor acalló el ruiseñor de su garganta. Pensé en cuántas mujeres se veían obligadas a renunciar a sus sueños como condición, tácita o expresamente impuesta, para mantener una relación de pareja. Mujeres fuertes, inteligentes, corajudas y capaces que, sin embargo, seguían reproduciendo de manera inconsciente el modelo de sumisión que sus madres y las madres de sus madres padecieron. «¡Cuánto de eso han vivido mis queridas y dolientes mujeres!», me lamenté.
Bajamos las callejuelas de Alfama pensativas. Yo, agarrada a Sara como un náufrago a su tabla para no perder el equilibrio sobre mis altos tacones, y rememorando las estrofas que acababa de escuchar: Vuelve atrás, vida ya vivida, para que pueda ver aquella vida perdida, que no supe vivir. El tiempo va pasando, un día reímos, un día lloramos. Dios mío, cómo pasa el tiempo, nos decimos de vez en cuando. Pero el tiempo se queda. Es la gente quien va pasando… Mi prima, en silencio, algo extraño en ella que siempre tiene ganas de hablar.

 

Acabamos la noche en el Chiado. Al pasar por La Brasileira, le pedí a Sara que me hiciera una foto sentada junto a la estatua de Pessoa.

 

  • Una foto muy original —dijo con guasa.
  • Quedémonos aquí un ratito —le propuse.
  • Son las dos y media de la mañana.
  • ¿Tenemos prisa? ¿Alguien nos espera? —la remedé mientras me sentaba en una silla de la terraza del famoso establecimiento, que a esa hora estaba completamente desierta. El dulce sabor de la libertad me inundaba la boca.

 

Fragmento de la novela “Viaje al centro de mis mujeres”

Anuncios

6 comentarios en “Firma invitada: Alicia Domínguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s