Cómo publicar un libro

letra - tipografía - imprenta

Cómo publicar un libro es la primera pregunta que muchos nos hemos hecho tras poner la palabra FIN en la última hoja de nuestro manuscrito. Y no es para menos. Aunque las nuevas tecnologías nos brinden una oportunidad de ventas y publicaciones que de otra forma quizá no llegaríamos a tener nunca, estas no dejan de ser también un misterio para quien comienza, algo que se une, además, a la disyuntiva de empezar publicando por uno mismo o lanzarnos a la aventura de tratar de hacerlo en una editorial tradicional.
Publicar un libro no es fácil, pero más difícil es venderlo, aunque de eso hablaré otro día. Publicar, cuando no te conoce nadie, cuando solo tus allegados te han leído y además les has parecido maravilloso, conlleva un riesgo, y es el del desengaño. Hay un arduo trabajo tras la palabra fin, que comienza justo cuando hemos terminado de hacer lo que más nos gusta: escribir.
Voy a tratar de darte unas indicaciones para que, si tratas de publicar tu ópera prima, te evites todos esos malos momentos y desilusiones que yo me llevé en su momento, para que no tengas que pasar por una larga temporada de prueba-error y para que vayas un poco más sobre seguro con tu primer libro bajo el brazo.
El agente literario
La figura del agente literario parece que cada día tenga menos importancia porque todos tenemos a nuestro alcance las direcciones de muchas editoriales o plataformas en las que publicar un libro, sin embargo, un agente literario no solo es una persona que va a darte la oportunidad de sentarse a leer tu libro, si no que te puede ayudar, y mucho, mejorar como autor y a encontrar la editorial perfecta para la temática de tu libro.
Entre las muchas misiones que tiene un agente literario está la de hacer informes de lectura, análisis y prospección de ventas, darte soporte literario, poner a tu alcance una enorme base de datos con profesionales con los que puedes trabajar tales como correctores, diseñadores, maquetadores, especialista en marketing etc. Los agentes literarios saben distinguir un buen libro leyendo solo su primer párrafo y si siguen leyendo, a buen seguro que ya saben si tu libro encaja en una u otra editorial. Además pueden ofrecerte asesoramiento legal en el momento de firmar un contrato de cesión de derechos, hacer valoraciones literarias incluso pueden aconsejarte un cambio de párrafo o un énfasis distinto a ciertos pasajes de tu libro.

En este link puedes encontrar un istado de agentes literarios en España y América Latina
Un buen agente literario trabajará contigo codo a codo, de eso puedes estar seguro, pero eso sí, tiene que ver calidad para poder apostar por ella.
Editoriales
Bueno, puede que quieras prescindir de un agente literario para publicar tu libro y decidas enviar tu manuscrito directamente a una editorial. Ok. No hay problema, puedes hacerlo, pero ¿te has parado a pensar cuantos manuscritos reciben en una editorial cada día? Mucho, muchísimos. Así que será mejor que lo hagamos bien o no van a pasar de nuestra portada.

Para escribir a una editorial y enviarles tu libro primero que nada debes asegurarte de que esa editorial admite manuscritos, de lo contrario estarás tirando el dinero y el esfuerzo. Debes buscar editoriales que sí reciban obras inéditas de autores noveles y ver en qué formato lo van a admitir. Sí. En pleno s. XXI aún hay editoriales que quieren el formato en papel y por correo, por eso te decía lo del dinero…

En este enlace podrás encontrar una lista de todas las editoriales

Una de las primerísimas normas es no enviar nunca el manuscrito si no te lo solicitan. Debes redactar una carta de presentación, ojo, no un curriculum, presentándote tú, como autor, y tu libro, tus datos personales y de contacto y todo ello procurando no extenderte demasiado. Puedes incluir también una propuesta editorial, es decir, enviar la sinopsis del libro, alguna muestra del texto que no supere el folio, un apartado en el que expliques por qué has escrito ese libro, tus inquietudes con él, tu implicación personal, algún tema histórico con el que guarde relación…
Estos dos formatos deben presentarse siempre por separado, por un lado la presentación y por otro la propuesta, ambos redactados en Word o PDF, en una fuente lo más profesional posible y con un tamaño de 12. Si añadimos una muestra del libro no debe ser superior a los dos capítulos jamás y solo has de mandar el manuscrito si ellos te solicitan que lo envíes.
Una vez hecho esto puedes sentarte a esperar porque el plazo medio de respuesta es de cuatro a seis meses, así que relájate y mientras tanto cumple con otros aspectos muy necesarios como son los legales.

imprenta - tipografias - planchas
Derechos de autor
Jamás, pero jamás, envíes un manuscrito entero a nadie y mucho menos lo publiques en internet o en redes sociales. Antes que hacer nada debes registrarlo en el Registro de la Propiedad Intelectual que estará en la consejería de cultura de cada ciudad. Este trámite te va a costar alrededor de doce euros y tendrás que llevar dos copias, encuadernadas a poder ser, con la primera página en blanco, en la segunda deberá constar título y autor y a partir de la tercera ya es donde debe comenzar el texto de la novela. Los funcionarios te harán firmar la obra en la primera y última página de cada copia, además de presentarte los formularios necesarios para hacer el ingreso bancario de los impuestos y los impresos donde constarán los datos de dicha obra.
Todo, absolutamente todo, debe ser inscrito en este registro: desde una novela a un comic, pasando por un guion cinematográfico o un poemario. Todo genera derechos de autor y son imprescindibles para poder reconocerte en posesión de la obra ante cualquier problema que pueda surgir ante un tercero.

Pinchando aqui podrás obtener información detallada de todos los aspectos legales
Estos derechos son los que se ceden a las editoriales para que ellas puedan publicar tu libro. Nunca firmes un contrato de cesión de derechos sin un plazo de término y sin que especifique que tipo de ejecución es la que va a generar esos derechos, me explico. Puedes ceder los derechos para su difusión en papel, pero no para hacer una película basada en tu libro o no en formato ebook, por ponerte un ejemplo.

Lo habitual es que si cedes los derechos a una editorial seria y de tirada nacional, ella quiera todos los derechos y tú se los vas a dar encantado, pero si vas a publicar en una editorial modesta, de tu ciudad, con una tirada de cincuenta ejemplares, ¿para qué vas a ceder tantos derechos? Vale, posiblemente tu libro se lea mucho menos y jamás lleguen de Hollywood a hacerte una obscena propuesta de película, pero oye… nunca se sabe. Quizá cuando agotes tu edición en papel te convenga subirla a una plataforma en formato Ebook y te encontrarás que no puedes hacerlo hasta pasado cuatro o cinco años, con lo que tu libro, en lugar de una segunda vida, morirá tras una corta edición. Las novelas en papel, actualmente, tienen una vida limitada, como mucho en seis meses habrá desaparecido de las librerías, así que, guardarse un as en la manga y poder subirla en otro formato y en una plataforma digital fuerte puede ser una buena opción. Sé precavido.
Plataformas digitales
Si decides ser completamente autónomo y publicar tu libro por tus propios medios, adelante. Hoy tenemos una opción que era impensable para muchos autores hace veinte años, pero eso sí, debes tener la obra registrada siempre y en primer lugar.

Existen varias plataformas: Amazon DKP, Kobo, Google play, Apple Ibooks, pero en todas ellas vas a tener que hacer tú todo el trabajo tanto previo como posterior. Esto implica que tú vas a tener que contratar a un corrector o correctora para que tu libro esté limpio de polvo y paja, sin ninguna errata ni fallos ortotipográficos. Necesitarás un diseño para la portada, una maquetación para el formato papel y una maquetación distinta para el formato de libro electrónico.

Por supuesto hay que aprender a manejar las distintas plataformas digitales, registrarse en todas ellas y algo muy importante, que no haya una incompatibilidad de cesión de derechos, por ejemplo, si inscribes tu libro en Amazon Kindle y pueden leerlo los que tengan contratado Amazon Prime, a ti te pagaran no por libros vendidos si no por páginas leídas, sin embargo, si has aceptado esas condiciones, es incompatible con que puedas publicar tu libro en el resto de plataformas. Puedes subir tu libro a varias, pero cuidando mucho el hecho de dar exclusividad, una X en una casilla y puedes meterte en un lio.
La cuestión, lo realmente importante, es que puedas saber por dónde comenzar a publicar tu libro, las distintas formas de comenzar una nueva aventura, la de ser autor. No es un camino de rosas, pero si lo haces bien, te planificas, buscas las mejores opciones y estudias lo más conveniente, puede que no tropieces con la primer piedra que se cruce en el camino. Que las hay, eso tenlo por cierto.
Tras estos primeros pasos, queda todo un mundo por descubrir, pero eso sería hacer un artículo demasiado largo. Si he podido ayudarte a despejar las primeras dudas, me siento ya muy feliz por ello.

Un comentario en “Cómo publicar un libro”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s