Archivo de la etiqueta: libros

Editorial Ménades; en femenino y plural

nina peña - verkami - editorial menades - libros

Es más que sabido que a las mujeres, pese a ser más lectoras que los hombres, nos cuesta mucho más publicar. Y también, por qué no decirlo, nos cuesta mucho más todavía que nuestra literatura sea considerada de calidad. Es una especie de realidad paralela en la que viven muchos que, por más que lean, parece que siguen sin dar oportunidades a la literatura femenina o lo que es lo mismo, al pensamiento de la mitad de la humanidad, como si en realidad no les importara un ápice todo aquello que las mujeres tengamos que decir.
De todos es conocida la leyenda de que J.K Rowling se puso precisamente las iníciales de su nombre para no ser reconocida como mujer y que eso no influyera en la publicación de sus libros. Es sobradamente conocido el hecho de que hay mujeres cuyos libros no nos han llegado, están olvidados en la historia sin tener la repercusión necesaria para recuperarlos o para actualizarlos. Hay mujeres que escriben actualmente y se enfrentan a los mismos problemas que ya se enfrentaron nuestras abuelas, nuestras escritoras predecesoras cuyas novelas no llegaron a publicarse o lo hicieron bajo pseudónimo, mujeres cuyas palabras nunca se han podido traducir a otros idiomas pese a lo necesario que sería leerlas… hay infinidad de casos, de escritoras y de libros…
Con esta premisa nació hace unos meses la editorial Ménades.
Ménades no es simplemente una editorial; “Ménades es una responsabilidad y un compromiso con la literatura escrita por mujeres”, nos dice una de sus fundadoras, y es que para este grupo formado por personas de amplia carrera en el mundo de la literatura, el periodismo, la ilustración y las nuevas tecnologías como son Gema Nieto, Javier Baonza, María Sanchéz, Nahiara Burgos, Sandra Delgado y la Asociación de Mujeres Escritoras e Ilustradoras, esto es más que un proyecto editorial, es una misión de vida. “Creemos en lo que hacemos y, sobre todo, pensamos que este es un proyecto imprescindible que viene a cubrir un gran hueco existente en el mundo literario de las últimas décadas”.

La editorial, que se financia a través de Verkami, se nos presenta con tres grandes proyectos; recuperar las voces olvidadas, dar oportunidades a las nuevas autoras y fomentar el debate público. Tres vertientes distintas e imprescindibles para actuar desde el feminismo.
Las portadas de sus libros ya proyectados nos hablan por sí mismas de la calidad del producto encuadernado, de la edición bien cuidada e ilustrada, con nombres de autoras que nunca han editado en España y que ellas han logrado traducir, así como reediciones de libros que quedarían en el olvido de nuevo si ellas no hubieran adquirido sus derechos para lanzarlos de nuevo, como es el caso de Flora Tristán y su libro La emancipación de la mujer, O Caballero Jack. Los diarios de Anne Lister, de Anne Lister, base de una serie sobre la vida de la autora que la BBC estrenará en marzo del 2019.
Lo cierto es que un proyecto así de importante y de necesario cuesta dinero aparte de un gran esfuerzo y es por esto que desde aquí hacemos un llamamiento a la colaboración. Muchas veces nos quejamos de la falta de oportunidades, de la necesidad de seguir siendo pedagógicas en el momento de explicar y vivir el feminismo, hablamos de sororidad… bueno, pues este proyecto creo que aúna esas tres premisas y nos permite colaborar en un propósito único, tan reivindicativo como necesario.
Os dejamos el enlace a su web de Verkami y deseamos para las Ménades muchos bailes locos y mucha prosperidad en sus proyectos… la ilusión y el esfuerzo están ya asegurados.
https://www.verkami.com/locale/es/projects/22422-menades-editorial-publiquemos-a-mujeres

nina peña - verkami - editorial menades - libros

Títulos proyectados para febrero:
• El duende del jardín y otros cuentos de Willa Cather
• Pájaro Rojo habla de Zitkala Sa
• La emancipación de la mujer de Flora Tristán
• Las razones de Jo de Isabel Franc
• La escalera mágica de Pilar González Serrano
• Las heteras en la Antigua Grecia de Catalina Aparicio Villegas
• Helena y Penélope, dos ejemplos contrapuestos de Daniel Tubau
Títulos proyectados para marzo:
• Diarios de Ioanna Tsatsos
• Caballero Jack. Los diarios de Anne Lister (1791-1840) de Anne Lister
• Grietas de Inés Herrero
• El unicornio y el delirio de Anguelikí Korré
• Célanire decapitada de Maryse Condé
• El contrato sexual de Carole Paterman
• Disidencia en el cuerpo de VV.AA.

No fue el mar

 

nina peña - mujer - mar

No fue el mar
con su monotonía y sus lamentos
ni con sus espumas doradas
ni con su salitre de cemento.
No fue el mar
con sus largos días parados,
ni con sus ausencias nocturnas
ni con su caminar eterno.
No fue el mar
con su estela de espuma blanca
ni con su canto de sirenas al viento,
ni con la bravura de sus aguas
ni con su, a veces, eterno silencio.
No fue el mar
con ese azul infinito
rompiendo en verde marino,
ni con su aroma a pez, brea o estío.
No fue el mar
con su lento caminar tardío,
ni el crepúsculo sobre sus aguas
ni el amanecer en su ombligo.
No fue el mar, créeme,
quien me trajo tu olvido,
quien me susurró palabras nuevas
y con acento dulce en mí oído.
No fue el mar
quien dio a mi vida este giro
ni quien me convenció para hacer
lo que siempre soñé y he querido.
No fue el mar
quien me lanzó a la playa del hastío,
quien me tomó en sus brazos
quien durmió conmigo.
No fue este mar
quien meció los sueños
ni quien provocó este cataclismo,
quien rompió en pedazos las verdades en que creímos.
No fue el mar,
aunque lleve su fuerza en la sangre
y su aliento cálido tenga su aroma
y en su piel se reflejen los mares.
No es este mar
el que lo vio nacer, crecer, formarse,
pero tiene algo de él, es cierto,
algo de su mar, el que lo posee,
y que ya corre por mi sangre.

Vanesa Paredes nos presenta su nuevo libro, Gabriel.

vanesa paredes - nina peña - gabriel

 Hoy os traigo un tipo de novela poco habitual en mi blog, la novela juvenil, y quizá es más importante de lo que muchos creemos, puesto que es a esas edades cuando la costumbre de leer puede comenzar a transformarse en un hábito y quedarse para siempre en la vida de las personas que, llegados a la edad adulta, van a ser grandes lectores. 

Y es que este libro es diferente. Al igual que su autora, Vanesa Paredes, una mujer que está segura de que el entretenimiento de un buen libro no está reñido con las lecciones vitales y que de todo, se puede sacar una buena lección para la vida.

Vanesa estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid el año 2004, y desde entonces se ha dedicado a la redacción periodística en medios de comunicación como TVE y Antena 3 Televisión, a la creación de contenido para páginas web y a la escritura creativa de poesía y de novela de ficción.

Varios de sus poemas de la Serie “Poemas desgarrados” hablan del dolor humano desde lo más profundo, y han sido publicados en 2018 en las Antologías poéticas “Versos desde el corazón” y “Tragedias poéticas”.

“Gabriel” es la primera parte del proyecto “Inger” (trilogía de narrativa fantástica ambientada en Rumanía) que publica ahora en noviembre en formato papel y digital, con la Editorial Acen. La Segunda Parte de la trilogía “El tipo del abrigo gris” se encuentra en proceso de elaboración.

vanesa paredes - nina peña - gabriel

 

“Los escritores pensamos la vida. Nuestros relatos no son más que los daños colaterales de nuestra existencia. Escribir ha sido la locura más bella que haré jamás”.

                 – Vanesa Paredes

 

 

 

-En unos días sale a la venta tu primer libro, cuéntame cómo te sientes.
Enormemente agradecida a toda la gente que ha trabajado para hacerlo posible. Amigos, familiares, escritores y, por supuesto, a la Editorial Acen, que ha confiado en mí y ha hecho que Gabriel vea la luz siendo su mejor versión.

– La literatura juvenil e infantil parece que sea la hermana pequeña de las grandes novelas, sin embargo, todo lo que leemos a cierta edad nos va a marcar como futuros lectores. ¿Cómo crees que deben ser los libros juveniles para crear a esos lectores del mañana? ¿Qué requisitos ha de tener un buen libro juvenil?
Todo buen libro debe dejar una huella positiva en el lector, a veces en forma de enseñanza, a veces de reflexión o simplemente de inspiración para vivir mejor; de cualquier modo, siempre debe servir para alimentar las ganas de seguir leyendo. Un libro que esté bien escrito y sea capaz de transmitir una historia, debería cumplir, al menos, una de ellas.

-¿Cómo y por qué te decidiste a escribir este tipo de literatura?
La idea de poder transmitir una historia bella que enganche al lector siempre ha sido demasiado atractiva para desecharla. Se puede escribir sobre muchas cosas, de hecho, escribo poemas muy a menudo sobre el sufrimiento humano y los sentimientos que conlleva, porque lo necesito casi tanto como respirar. Soy de la opinión que escritor se nace, no se hace. También creo que una buena novela tiene que provocar ganas de seguir leyendo, pues es lo que me pasa a mí cuando algo me gusta, busco cualquier momento para poder avanzar en la historia.


– Habitualmente, ¿Cuáles son tus lecturas y tus autores favoritos?
Nunca le digo que no a una novela por su género, pues creo que con la literatura no tiene sentido descartar una lectura antes de empezar a conocerla; lo que sí es cierto es que me gustan los relatos que tienen algo de intriga y también los que saben transmitir sensaciones y sentimientos humanos con los que puedas identificarte como lector. Los dos autores que más han marcado mi vida han sido Víctor Hugo y George Orwell: las reflexiones profundas sobre la condición humana siempre han despertado gran interés en mí; pero si tengo que hablar de mi autor favorito por excelencia, como supondrás algo nada sencillo, me quedo con Miguel Hernández.


– ¿Qué autores te marcaron más de niña? Cuéntame alguna anécdota de infancia, porfa.
Como casi todos los niños de mi época, comencé a acercarme a la literatura con las lecturas escolares de los clásicos. El Lazarillo de Tormes, que suele resultar tedioso y difícil para la mayoría de los adolescentes, captó mi atención de un modo muy poderoso. Me resultó muy interesante y divertido, sobre todo la parte donde se toman las uvas o como yo la recuerdo “Agora quiero yo usar contigo de una liberalidad”. Desde entonces, empecé a ver la literatura con unos ojos muy distintos, con los de una aprendiz ante la mayor maestra de vida que conoceré jamás.

– Dicen que los niños y la gente joven son lectores muy críticos, más de lo que en un principio parece ¿es así? ¿Por qué?
Creer que los niños o la gente joven son menos inteligentes que los adultos es un mito demasiado extendido en la sociedad. La edad del lector no tiene absolutamente nada que ver con su capacidad crítica, ni frente a la vida, ni frente a la lectura. Hay muchos niños y jóvenes de los que podemos aprender muchísimo y aunque tengan menos años, eso no significa que no sepan lo que les gusta y, mucho menos, que no sean capaces de diferenciar entre un buen y un mal libro.

– ¿Qué estás escribiendo actualmente?
El tipo del abrigo gris, la segunda parte de mi trilogía Inger, además de los poemas que necesito ir deslastrando.

– Cuéntanos algo de tu libro. ¿Por qué los padres se lo deberían regalar a sus hijos?
Mi libro nació con el único deseo de entretener e invitar a la lectura a la gente. Lo que sí es cierto, es que, a pesar de ser una novela romántica con elementos fantásticos, tiene mucha parte de mí; cuestión de la que me he dado cuenta cinco años después de escribirla al tener que revisarla para la editorial (la escribí en el año 2013, a pesar de que se ha publicado en noviembre en 2018). Habla por ejemplo de cómo una chica puede convertirse también, si es necesario, en una heroína capaz de rescatar a un varón –la idea trasnochada de la princesa que necesita ser rescatada por un príncipe ya no va con las mujeres de hoy en día, cosa de la que me alegro muchísimo– de cómo el amor te convierte en mejor persona; de la lealtad hacia los demás; del miedo ante la idea de la muerte, de cómo todo lo que hacemos tiene siempre sus consecuencias y de otros muchos temas humanos importantes. Sobre todo, habla de las consecuencias que conlleva tomar decisiones sin pensar cuando eres joven: como tomar alcohol y después ponerte al volante, o creer que morir por amor es una idea atractivamente romántica, pues en realidad es totalmente absurda, y no supone ninguna solución a nada; en ambos casos, lo único que se consigue es provocar un enorme sufrimiento a las personas que se quedan y que te querían.

 

Podéis adquirir el libro en la web de ACEN que os dejo aquí o en vuestras librerías favoritas.

https://aceneditorial.es/autor/vanesa-paredes/

vanesa paredes - nina peña - gabriel

Yolanda Sáenz de Tejada. Acercamiento a su poesía.

yolanda - saenz de tejada - nina peña -

Yolanda Sáenz de Tejada es una mujer de este siglo XXI, sin duda. Es una mujer multiplataforma; escribe novela, es profesora colaboradora en la Universidad de Cantabria, imparte clases de Marca Personal, Valores y Visibilidad, da formación continua en asociaciones de mujeres, es feminista declarada…y escribe poemas.

Creo que en este blog he demostrado en varias ocasiones que el feminismo no está reñido con el romanticismo de los poemas y Yolanda es una de las mujeres que suscriben esa apreciación.

Quiero compartir en el blog algunos de sus poemas y poder presentaros a esta mujer polivalente y mágica, con una personalidad y fuerza arrebatadora y una sonrisa que inspira confianza desde sus intervenciones en redes sociales.

yolanda - saenz de tejada - nina peña
Me encontrarás en La Universidad de Cantabria, donde imparto clases mensuales, o con las mujeres profesionales de allí, con las que trabajo dos veces al mes en un entrenamiento formativo con el que crecemos infinito. En el Ayuntamiento o en ADMEC. Soy miembro de la prestigiosa red de conferenciantes “Thinking Heads” Acabo de abanderar “MujeresOffRed”, encuentros de mujeres profesionales para que mis contactos On-Red, se conviertan On-Piel y amadrino a varias asociaciones que luchan por la igualdad. Nominada, por tercer año consecutivo, a “Las Top100 mujeres líderes nacionales”, me encontrarás siempre al lado de mujeres que rompen techos de cristal, en lugar de utilizar zapatos de cristal.

 

Tan de carne

Para qué
me habrás
mirado así,
tan de carne.

A ver
qué hago yo,
ahora,
con tantos
ojos
en el cuerpo.

 

Abuela, te perdono las tierras…

Abuela,
te perdono las tierras
y el adiós
sin despedida.
Las lágrimas de mi madre
y nuestra infancia
perdida.

Te perdono,
abuela,
la niñez
sin juguetes,
el beso
de buenas noches
y tu ausencia
desmedida.

Te perdono
la protección
que nunca le llegó
a mi hermana
y que yo suplí
con mis desvelos.
Su niñez
vulnerable
y sus infinitas caídas.

Te perdono
todo
por un beso,
abuela.
Ese que fui
a buscar
antes
de tu partida.

Poema incluido en “Poesía para directiv@s con alma, pero sin tiempo”.

 

 

Ha vuelto

Ha vuelto
sin avisar.
Con la vida recién lavada
y los sueños
preñados de nervios
y soledad.

Se ha sentado
exánime
en mi pelo
y me ha desenredado
la boca.
Al terminar,
me ha dejado probar
un trozo
pequeñito
de su lengua.

Sabía a almíbar
y a esencia de turrón.
A flores de menta
(con recuerdos)
y a sorbitos
dulces
de dolor.

Al terminar
la locura
del reencuentro,
he apartado
mis huesos
de su cuerpo
y sus ojos
de mi ardor.

Lo siento,
le he dicho
con una mentira
de verdad.
Alquilé nuestra
casa,
y al mismo inquilino,
mi corazón.

(“Poemas desde mi ombligo” de Huerga y Fierro editores)

Memorial a ellas: que su rastro no se borre.

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

Hace tan solo unos días se presentaba en Cádiz y en Sevilla el libro “Memorial a ellas; que su rastro no se borre”.

Aquí os he hablado un par de veces sobre este maravilloso libro del que tengo el honor el placer de haber prologado… ¿y por qué el prólogo? Muy simple, porque fui incapaz de contar mis historias. Unas historias que no son mías y, sin embargo, me pertenecen. Alicia me propuso un día escribir sobre mis mujeres, sobre las historias que todas llevamos atrás y supe que no podía hacerlo. No todas las mujeres tenemos historias de superación y de ejemplo, las hay duras, con traumas, con mujeres luchadoras que cayeron por el camino, que torcieron el rumbo, que se perdieron definitivamente y que su historia no puede ver la luz todavía porque deslumbra y hace daño. Duele. Historias que se guardan. Por eso escribí el prólogo, porque a pesar de maravillarme con las cincuenta y dos historias de las que está compuesto el libro, yo represento a quienes no son dueñas de su pasado, como a amuchas mujeres les ocurre.

Yo me conformo con haber aportado mi granito de arena y ver, feliz, el éxito conseguido. Un éxito imparable a juzgar por los llenos en ambas presentaciones y por el número de ventas, pero sobre todo… por Dios, mirad las caritas de Alicia Domínguez y de las colaboradoras y colaboradores. Es el rostro de la felicidad. Más que eso. Es el rostro del reconocimiento, de lo entrañable, de la ilusión, de los sentimientos expuestos, del amor a las mujeres que son protagonistas, por primera vez, de su propia vida.

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

He seguido el proyecto casi desde el principio, cuando Alicia iba recogiendo los testimonios y cosiendo las alas que ahora han emprendido este vuelo. Leía historias que me arrancaban lágrimas, que me erizaban la piel, que me hacían sonreír. Historias difíciles de momentos todavía oscuros en los que ser mujer era estar tan limitada que cualquier acto suponía un acto de rebeldía e insumisión. Qué valientes eran esas mujeres, qué luchadoras, qué gran legado dejaron tras de sí.

Este memorial es un homenaje a cada una de ellas, a sus luchas y a sus renuncias, a sus labores calladas, a sus noches y días de gritos silenciosos. Y sobre todo, a juzgar por la calidad humana de las personas que han escrito su pasado, es un memorial a todo el amor que dejaron y a todo el ejemplo que dieron.

Solo me resta dar mi enhorabuena a Alicia y a las personas que han participado en este proyecto, pero sobre todo, dar las gracias a esas cincuenta y dos mujeres cuyo rastro quedará siempre no solo en un libro sino en los corazones de quienes nos sentemos a leer su historia.

Pedidos al 652612641

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

 

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

 

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

 

 

Don Quijote cabalga de nuevo

don quijote - nina peña - libros - autores
Cervantes ha cumplido este mes 471 añitos de nada. Y sigue tan fresco.

Anoche, en un episodio de CSI Las Vegas, uno de los actores regalaba una preciosa edición de Don Quijote de la Mancha a uno de los personajes que había luchado encarecidamente contra una injusticia. Leía en voz alta el primer párrafo, acariciaba el lomo del libro y el investigador le decía que había luchado contra ogros de verdad, no contra los molinos.

Hace unas semanas, en un capítulo de Bonnes, la doctora nombraba a Baltasar Gracián en una de sus frases del El criticón  dando una lección de humildad a su compañero que sonreía ante lo acertado de la frase.

Auster tiene la sana costumbre de nombrar a algunos autores españoles, a Lorca por supuesto, pero me quedé alucinada cuando nombró en uno de sus libros  a Calderón.

Os preguntaréis a qué santo os cuento esto. Muy simple, cuando ocurren cosas así me emociono un poquito. Soy un poco boba, pero me gusta ver que hay gente, allende nuestras fronteras, que valora la literatura española.

Aquí parece que nos da un poco de vergüencita.

A mi me encanta.

No sé, me da que somos un país que no valoramos lo que tenemos, que creemos que la cultura es la que hacen unos pocos ahora, en este momento, y no sabemos apreciar todo aquello que hicieron otros. Quizá tengamos mal aprendida la lección de valorar escritores por la época convulsa a la que pertenecieron o todavía nos quedan rémoras de aquellos autos de fe del franquismo cuando los libros de las bibliotecas se quemaban en piras infames y donde nos decían qué era lo que se podía o no se podía leer. Otros han sido usados para fines políticos y propagandísticos hasta tal punto que creemos que leerlos es pasarnos a un bando que queremos olvidar que existió.

Autores que han pasado por la historia sin que ya nadie los recuerde, sin que casi nadie compre sus libros, sin saber lo importantes que fueron para la mentalidad de las personas en su momento histórico y en su entorno.

Yo soy de las que reivindica La regenta como una obra cumbre de naturalismo y de las que piensa que, de no haber sido por los cuarenta años de censura que sufrió, podría estar al lado de novelas en la que la protagonista femenina se reivindica a través de su drama. Quizá al ladito de Ana Karenina o de Madame Bobary. Pero no, eso será algo que nunca pasará porque la hemos ocultado durante demasiado tiempo.

Creo que el deber de todo amante de los libros y de la literatura en castellano, debería ser releer sin complejos ni prejuicios a todos estos autores que salen en letra pequeñita en los libros de texto, a los que ni siquiera salen. Reivindico a Gracián y a Blasco Ibáñez. A Quevedo o Valle Inclán. A Calderón de la Barca y Laforet. A Unamuno, a Zambrano o Baroja. A Chacel o a Pérez Galdós.

Parece que ya no se leen estos autores, como si ya no se pudiera leer la narrativa de la misma forma. Pero hay que volver a ellos, valorarlos, muchas veces no somos conscientes del valor de nuestros paisanos hasta que no sale su nombre en un libro o en una serie norteamericana, hasta que no nos lo dicen los demás.

 

Memorial a ellas. Un libro imprescindible

La sociedad avanza lentamente, pero avanza. Y no siempre es gracias a la intervención de los gobiernos de las naciones sino a los miles de gestos que las personas anónimas vamos haciendo poco a poco, a través del tiempo.
Hay una especie de ruptura entre la sociedad y las esferas de poder en donde estamos las mujeres. Siempre adelantándonos a las leyes y a las directrices impuestas y en el cual nos movemos perfectamente porque es donde nos han relegado a lo largo de la historia.
En ese estrecho espacio es donde las mujeres hemos ido haciendo gestos, educando, cuidando, dando ejemplo con nuestra propia vida, con nuestra historia más íntima, con luchas calladas, en los reductos donde nos han recluido, en los estrechos márgenes que nos dejaban ocupar. Y esos miles de gestos, de palabras y de historias son un auténtico legado que este libro se ha propuesto recuperar.

memorial - alicia dominguez - nina peña
“Memorial a ellas: que su rastro no se borre” es una recopilación de memorias, un libro ilustrado por Rosa Olea con cincuenta y dos historias de mujeres normales y corrientes, pero extraordinarias, en las que sus familiares directos nos cuentan cómo fueron sus vidas, cuáles fueron sus luchas del día a día, como fueron las renuncias y las biografías de desconocidas, que han dejado un legado de amor y rebeldía silenciosa, de autenticidad. Mujeres que gritaban desde el silencio, que desobedecían sin que nadie fuera consciente de su desobediencia, que se rebelaban ante lo establecido y que soñaban con dejar tras ellas un mundo mejor que el que encontraron.
Son cincuenta y dos historias de heroínas silenciosas recopiladas en este libro ilustrado por Rosa Olea, prologado por Nina Peña y en el que participan poetas como Rosario Troncoso, Grela Bravo, María Luisa Domínguez Borrallo y Ricardo García Aranda y escritores como Blanca Flores, Yolanda Vallejo y Juan José Tellez.

memorial - alicia dominguez - nina peña
He podido leer estas historias desde que Alicia Domínguez las fuera recopilando poco a poco, con un cariño y una admiración contagiosa, con cierto punto de recogimiento y admiración por todo aquello que hicieron, por las lecciones de vida que dieron, por el ejemplo de sus vidas en un momento en que la mujer no era ejemplo de nada, de hecho, no era nadie.
Historias que te arrancan lágrimas y sonrisas. Historias del pasado que están presentes en la memoria de aquellos que las recuerdan, contadas con cariño, maceradas con el tiempo, cocinadas en la mente a fuego lento para poder entenderlas en toda su dimensión, sin juzgar, tratando de entender cómo era el mundo en el que a ellas les tocó vivir y sin atrevernos a calificar sus actos o sus pensamientos. Estas historias son un tributo a estas mujeres invisibles sin las que hoy no seríamos lo que somos.

memorial - alicia dominguez - nina peña
Es un maravilloso proyecto financiado totalmente por medio de crowdfunding en Verkami y cuyos beneficios se destinarán a la Fundación Mujer Gades, que trabaja con mujeres en riesgo de exclusión social, y a Páginas Violeta, que promueve la participación y presencia de las mujeres en la vida social, cultural y económica.
Este nuevo libro saldrá a la venta el próximo tres de octubre y muchos de sus testimonios y de las personas que han participado acudirán a las diversas presentaciones que se están programando por todo el país.

Alicia Domínguez, la autora, es una gaditana nacida en Madrid y doctora en Historia por la Universidad de Cádiz y Máster en Gestión y Resolución de Conflictos por la Universitat Oberta de Catalunya. Autora del ensayo histórico “El Verano que trajo un largo invierno” (Quorum Editores) y de la novela “Viaje al centro de mis mujeres” (Editorial Proust), articulista de La Voz del Sur y CaoCultura y colaboradora ocasional de Woman Soul’s y El ático de los gatos.