No fue el mar

 

nina peña - mujer - mar

No fue el mar
con su monotonía y sus lamentos
ni con sus espumas doradas
ni con su salitre de cemento.
No fue el mar
con sus largos días parados,
ni con sus ausencias nocturnas
ni con su caminar eterno.
No fue el mar
con su estela de espuma blanca
ni con su canto de sirenas al viento,
ni con la bravura de sus aguas
ni con su, a veces, eterno silencio.
No fue el mar
con ese azul infinito
rompiendo en verde marino,
ni con su aroma a pez, brea o estío.
No fue el mar
con su lento caminar tardío,
ni el crepúsculo sobre sus aguas
ni el amanecer en su ombligo.
No fue el mar, créeme,
quien me trajo tu olvido,
quien me susurró palabras nuevas
y con acento dulce en mí oído.
No fue el mar
quien dio a mi vida este giro
ni quien me convenció para hacer
lo que siempre soñé y he querido.
No fue el mar
quien me lanzó a la playa del hastío,
quien me tomó en sus brazos
quien durmió conmigo.
No fue este mar
quien meció los sueños
ni quien provocó este cataclismo,
quien rompió en pedazos las verdades en que creímos.
No fue el mar,
aunque lleve su fuerza en la sangre
y su aliento cálido tenga su aroma
y en su piel se reflejen los mares.
No es este mar
el que lo vio nacer, crecer, formarse,
pero tiene algo de él, es cierto,
algo de su mar, el que lo posee,
y que ya corre por mi sangre.

Anuncios

Año nuevo ¿vida nueva?

nina peña - año nuevo - agenda

En teoría hay que comenzar con nuevos propósitos, con nuevas metas y con los ímpetus renovados. Pero no todo depende de nosotros. Este año pasado me demostró que el ·”destino” manda, que hay cosas que no podemos evitar, dolores que no hay forma de esquivar, situaciones que nos superan.

El peor año de mi vida se acaba y el 2019 se planta ante mi como un libro en blanco, dispuesto a ser escrito día a día. Lo malo es que no siempre seré yo quien lo escriba, no dependen de mi muchas de las vivencias y de las cosas que pueden ocurrirme. Lo que sí dependerá de mí es la actitud con la que puedo enfrentarlo, eso siempre. Y aunque me rompa puedo reconstruirme día a día también.
“Baste a cada día su afán”, dijo alguien una vez.

No sé si eso de “año nuevo, vida nueva” es cierto. La vida sigue de la misma forma, fluye por sí misma, avanza sin que las cosas cambien de un momento a otro hasta que, de repente, todo cambia. Y no podemos preverlo ni evitarlo. Hay cosas, simplemente, que se escapan a nuestro poder.
Solo me queda desear que este año nuevo sea feliz, que no me dé tantas lecciones como el anterior porque aún tengo remanentes por ahí que debo asimilar, y que la gente a la que quiero esté siempre a mi lado. Bueno, algo más de pelas tampoco estaría mal, ¡joder ya!
Un besazo y feliz año nuevo a todos.

 

 

No todo es poesía

nina peña - poesía - poemas - amor

 

De verdad que no puedo con ello. Es algo que me vence. Por más que se diga que ahora hay más cultura, más librepensamiento y más medios para llegar a la literatura, hay cosas, escritas, que por más que se empeñen no son poesía. Los poemas tienen la virtud de chirriar enseguida, de producir dentera. Y además por muy diversos motivos.

Uno de ellos es el exceso de azúcar, esa dulzura empalagosa e increíble que acaba produciéndote arcadas y subiéndote la glucosa en sangre. Esos textos almibarados, pegajosos, tan dulces que te producen caries mental a poco que leas unos cuantos.

Otro podría ser el trasfondo anticuado, los conceptos trasnochados, las ideas precarias y mal entendidas de conceptos que ya deberían estar más que superados. El ejemplo, para una feminista es claro; esos textos en que somos ángeles, en que somos puras, en que somos todas amor, seres delicados, volubles, etéreos… y sus metáforas, por dios, esa metáforas de flores que se abren, de pétalos que rezuman humedad, de terciopelos rosas, cimas de montañas a escalar y cuevas cálidas en las que adentrarse. De verdad, ya está bien, ¿no?

Otra sería la forma, esa rima fácil, esa rimita asonante en endecasílabos ¡por dios! esas rimas estilo Bécquer pero sin arte y sin que sea su coetáneo, porque lo que estaba muy bien en la época del romanticismo, y que sigue gustando leer de vez en cuando, ahora como que no…no, simplemente no.

A ver que no, que no todo es poesía por más que escribas y claves en mi pupila tu pupila azul. Cuando veo a esos aprendices de poetas, que te piden amistad en las redes sociales colgándote fotos de rosas brillantes, corazones rosas, ángeles con alas, y rimas fáciles de temas arcaicos y anticuados, no puedo evitar mirar el perfil y decir casi en voz alta “Poesía eres tú”.

 

nina peña - poesía - poemas - amor nina peña - poesía - poemas - amor

 

 

El fascismo es el vómito de una sociedad enferma.

nina peña - saramago

Me planteo si desde aquí, una don nadie como yo que pretende escribir y vender libros, debe meterse en política con lo radicalizado que está el temita. Alguien me dijo una vez que de política no hablara porque nunca podía saber quiénes iban a leer mis libros. Una especie de pacto silencioso con el puto diablo, porque oye, si eres ultraderechista, me la pela que leas mis libros o no, es más, no los leas, no te van a gustar. Te lo aseguro.
Predije el encarcelamiento de los independentistas catalanes y se me rieron en la cara, aunque ahí están, encarcelados todos excepto Pugi, que se escapó por los pelos.
Predije que la ultraderecha estaba ganando demasiado terreno… y me quedé muy corta. Ahora me veo en la tesitura de seguir hablando o de callar tras los varapalos de aquel octubre, de anunciar la próxima “CEDA” poselectoral, es decir, que la derecha no pactará antes sino después de las elecciones que nos vienen (europeas, municipales y autonómicas), pactar antes sería declarar demasiado el juego y quizá perder algún voto…

Entre la caterva de politólogos que han salido como setas desde el domingo, se echa la culpa a todo quisiquie del desaguisado actual sin darse cuenta de que esto no viene de ahora, viene de la falta de memoria, de la falta de educación, de testimonios, de intransigencia, de políticos corruptos y nefastos, de la falta de ética, del oscurantismo de otras épocas, de la libertad y la tolerancia mal entendidas. De políticas ideológicas que buscan solo el poder. De quiénes se meten en política para medrar y enriquecerse sin tener ni un mínimo exigible de servicio al ciudadano que pretenden representar y a los que muchos disculpan en nombre de la picaresca española tan tradicional con esa consabida frase de “yo haría lo mismo”.
No hay que mirar buscando culpables porque todos, como sociedad, con nuestro voto o nuestra indiferencia, hemos aportado ese granito de arena para hacer esta montaña que ahora tenemos que escalar.
Poco examen de conciencia y mucho slogan publicitario.
Sobra recordar, como todos hacen ahora, que Hitler ganó unas elecciones, el Abascal no tiene ese carisma…pero ahí está, con eslóganes de fácil calado en mentes poco pensantes, dando respuestas nefastas pero únicas a problemas que, como sociedad del llamado primer mundo, tenemos. La izquierda hace gritos mudos y batucadas en vez de gritar a voz en cuello. Una izquierda que arrastra todavía la mala prensa de aquellos comunismos del pasado, como si no hubiera evolucionado y se siguiera comiendo a los niños. Los medios de des-comunicación dando pábulo a personajes que no merecen ni un minuto televisivo solo por ganar audiencia. Los tibios que no se enteran de que desde el sofá y twiteando no se cambia nada… sino yendo a votar porque, aunque no nos lo creamos, cada voto cuenta.
Presumíamos de democracia madura ya con cuarenta añitos…maduros son los franceses que con un salario mínimo de 1400€ se echan a la calle a liarla parda por 0,5 cms de subida de carburantes. Un pueblo que no se defiende de los atropellos no es maduro, no sabe cual es su sitio.

La derecha más extrema no se basa en razones, no mira el motivo por el cual estamos en la situación que estamos, por eso en países tan democráticos como Dinamarca se quiere enviar a los inmigrantes a una isla y formar allí una especie de Guantánamo o la extrema derecha se mezcla con la clase trabajadora en Francia para reclamar y armar gresca en las manifestaciones. El fascismo ataca desde las vísceras, desde los sentimientos, desde esa parte que no atiende a razones y que es la misma que está plagada de prejuicios, que añora ese poder absoluto y ese orden fingido de cuando las cosas parecen ir bien porque no se puede decir lo contrario, esa calma chicha de que “quien esté bien que no se mueva”.  El fascismo da soluciones “fáciles” a problemas muy complejos que no estarían ahí si no los hubiéramos creado nosotros mismo en la mayoría de ocasiones.

El fascismo es el vómito de una sociedad enferma.
Más de cuarenta años de dictadura, sin poder expresar ideas, sin poder abrir el pico, sin elecciones… y ahora que tenemos esa arma de la democracia, nos quedamos en casita o nos vamos al campo a hacernos una paella. Todos los de izquierdas tenemos una especie de anarquista dentro, está comprobado.
Lo que nos va es la protesta, eso sí, la polémica, por eso estos meses serán interesantes, porque vamos a estar rabiando, echando espumarajos por la boca unos de otros y luego a la hora de la verdad, nadie hará nada salvo la derecha, que irá a votar en manada antes del aperitivo del domingo.

Poco nos pasa pá lo tontos que somos.

Citas

 

nina peña - benedeti - citas

“Tu alma gemela no es alguien que entra en tu vida en paz, es alguien que viene a poner en duda las cosas, que cambia tu realidad. No es un ser humano idealizado, sino una persona común y corriente, que se las arregla para revolucionar tu mundo en un segundo”.

Mario Benedetti

Vanesa Paredes nos presenta su nuevo libro, Gabriel.

vanesa paredes - nina peña - gabriel

 Hoy os traigo un tipo de novela poco habitual en mi blog, la novela juvenil, y quizá es más importante de lo que muchos creemos, puesto que es a esas edades cuando la costumbre de leer puede comenzar a transformarse en un hábito y quedarse para siempre en la vida de las personas que, llegados a la edad adulta, van a ser grandes lectores. 

Y es que este libro es diferente. Al igual que su autora, Vanesa Paredes, una mujer que está segura de que el entretenimiento de un buen libro no está reñido con las lecciones vitales y que de todo, se puede sacar una buena lección para la vida.

Vanesa estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid el año 2004, y desde entonces se ha dedicado a la redacción periodística en medios de comunicación como TVE y Antena 3 Televisión, a la creación de contenido para páginas web y a la escritura creativa de poesía y de novela de ficción.

Varios de sus poemas de la Serie “Poemas desgarrados” hablan del dolor humano desde lo más profundo, y han sido publicados en 2018 en las Antologías poéticas “Versos desde el corazón” y “Tragedias poéticas”.

“Gabriel” es la primera parte del proyecto “Inger” (trilogía de narrativa fantástica ambientada en Rumanía) que publica ahora en noviembre en formato papel y digital, con la Editorial Acen. La Segunda Parte de la trilogía “El tipo del abrigo gris” se encuentra en proceso de elaboración.

vanesa paredes - nina peña - gabriel

 

“Los escritores pensamos la vida. Nuestros relatos no son más que los daños colaterales de nuestra existencia. Escribir ha sido la locura más bella que haré jamás”.

                 – Vanesa Paredes

 

 

 

-En unos días sale a la venta tu primer libro, cuéntame cómo te sientes.
Enormemente agradecida a toda la gente que ha trabajado para hacerlo posible. Amigos, familiares, escritores y, por supuesto, a la Editorial Acen, que ha confiado en mí y ha hecho que Gabriel vea la luz siendo su mejor versión.

– La literatura juvenil e infantil parece que sea la hermana pequeña de las grandes novelas, sin embargo, todo lo que leemos a cierta edad nos va a marcar como futuros lectores. ¿Cómo crees que deben ser los libros juveniles para crear a esos lectores del mañana? ¿Qué requisitos ha de tener un buen libro juvenil?
Todo buen libro debe dejar una huella positiva en el lector, a veces en forma de enseñanza, a veces de reflexión o simplemente de inspiración para vivir mejor; de cualquier modo, siempre debe servir para alimentar las ganas de seguir leyendo. Un libro que esté bien escrito y sea capaz de transmitir una historia, debería cumplir, al menos, una de ellas.

-¿Cómo y por qué te decidiste a escribir este tipo de literatura?
La idea de poder transmitir una historia bella que enganche al lector siempre ha sido demasiado atractiva para desecharla. Se puede escribir sobre muchas cosas, de hecho, escribo poemas muy a menudo sobre el sufrimiento humano y los sentimientos que conlleva, porque lo necesito casi tanto como respirar. Soy de la opinión que escritor se nace, no se hace. También creo que una buena novela tiene que provocar ganas de seguir leyendo, pues es lo que me pasa a mí cuando algo me gusta, busco cualquier momento para poder avanzar en la historia.


– Habitualmente, ¿Cuáles son tus lecturas y tus autores favoritos?
Nunca le digo que no a una novela por su género, pues creo que con la literatura no tiene sentido descartar una lectura antes de empezar a conocerla; lo que sí es cierto es que me gustan los relatos que tienen algo de intriga y también los que saben transmitir sensaciones y sentimientos humanos con los que puedas identificarte como lector. Los dos autores que más han marcado mi vida han sido Víctor Hugo y George Orwell: las reflexiones profundas sobre la condición humana siempre han despertado gran interés en mí; pero si tengo que hablar de mi autor favorito por excelencia, como supondrás algo nada sencillo, me quedo con Miguel Hernández.


– ¿Qué autores te marcaron más de niña? Cuéntame alguna anécdota de infancia, porfa.
Como casi todos los niños de mi época, comencé a acercarme a la literatura con las lecturas escolares de los clásicos. El Lazarillo de Tormes, que suele resultar tedioso y difícil para la mayoría de los adolescentes, captó mi atención de un modo muy poderoso. Me resultó muy interesante y divertido, sobre todo la parte donde se toman las uvas o como yo la recuerdo “Agora quiero yo usar contigo de una liberalidad”. Desde entonces, empecé a ver la literatura con unos ojos muy distintos, con los de una aprendiz ante la mayor maestra de vida que conoceré jamás.

– Dicen que los niños y la gente joven son lectores muy críticos, más de lo que en un principio parece ¿es así? ¿Por qué?
Creer que los niños o la gente joven son menos inteligentes que los adultos es un mito demasiado extendido en la sociedad. La edad del lector no tiene absolutamente nada que ver con su capacidad crítica, ni frente a la vida, ni frente a la lectura. Hay muchos niños y jóvenes de los que podemos aprender muchísimo y aunque tengan menos años, eso no significa que no sepan lo que les gusta y, mucho menos, que no sean capaces de diferenciar entre un buen y un mal libro.

– ¿Qué estás escribiendo actualmente?
El tipo del abrigo gris, la segunda parte de mi trilogía Inger, además de los poemas que necesito ir deslastrando.

– Cuéntanos algo de tu libro. ¿Por qué los padres se lo deberían regalar a sus hijos?
Mi libro nació con el único deseo de entretener e invitar a la lectura a la gente. Lo que sí es cierto, es que, a pesar de ser una novela romántica con elementos fantásticos, tiene mucha parte de mí; cuestión de la que me he dado cuenta cinco años después de escribirla al tener que revisarla para la editorial (la escribí en el año 2013, a pesar de que se ha publicado en noviembre en 2018). Habla por ejemplo de cómo una chica puede convertirse también, si es necesario, en una heroína capaz de rescatar a un varón –la idea trasnochada de la princesa que necesita ser rescatada por un príncipe ya no va con las mujeres de hoy en día, cosa de la que me alegro muchísimo– de cómo el amor te convierte en mejor persona; de la lealtad hacia los demás; del miedo ante la idea de la muerte, de cómo todo lo que hacemos tiene siempre sus consecuencias y de otros muchos temas humanos importantes. Sobre todo, habla de las consecuencias que conlleva tomar decisiones sin pensar cuando eres joven: como tomar alcohol y después ponerte al volante, o creer que morir por amor es una idea atractivamente romántica, pues en realidad es totalmente absurda, y no supone ninguna solución a nada; en ambos casos, lo único que se consigue es provocar un enorme sufrimiento a las personas que se quedan y que te querían.

 

Podéis adquirir el libro en la web de ACEN que os dejo aquí o en vuestras librerías favoritas.

https://aceneditorial.es/autor/vanesa-paredes/

vanesa paredes - nina peña - gabriel

Ídolos con pies de barro

nina peña - barro - muñeco

¿Se puede admirar y detestar a una misma persona? Normalmente admiramos a personas que, bien por su trabajo, su obra o sus características, llegan a nuestros ojos como casi perfectas. Actores, escritores, cantantes, poetas, directores de cine, políticos… la lista puede ser inmensa según cada cuál, pero, ¿y si esa persona a la que admiramos tuviera un lado oscuro, un pasado deleznable, un secreto oculto que, al salir a la luz, nos  mostrara lo más infame de su carácter, su vicio más inconfesable, su más negro carácter o pensamiento?

Hoy las redes sociales se deshacen en loas a Bertolucci, a sus filmes, su carisma como director, sus obras maestras… pocas personas (solo cuatro locas feminazis, como siempre) recordamos El último tango en París no por la tremendísima película que es sino por a tremendísima escena de la violación, antes llamada de la mantequilla.

La sensación es similar a la que siento por Neruda, otro violador que tapaba sus miserias con bellísimos poemas que ahora, me cuesta creer. Podemos citar a Polanski, a Chaplin o Woody Allen, William S. Burroughs o (guardando la distancia) Sánchez Dragó, Picasso, Dali…

Es una pena que tengamos ídolos con pies de barro. Lástima que existan personas que en nombre de su arte o de su fama  se crean más allá del bien y del mal, que sean capaces de justificar una violación por mor de la realidad escénica o que oculten un hijo por vergüenza de una discapacidad o que sean capaces de describir a una mujer violada como “Una belleza fría como la piedra” (algo similar dijo Neruda y en este instante no quiero ni buscarlo ni leerlo).

Es una lástima que las personas que, por su grandísimo talento, su impecable trabajo o sus medios para enamorarnos, sea en la disciplina que sea, no tengan la virtud necesaria para dilucidar cuándo el genio ha de pararse, cuando plasmar la realidad es un delito y una infamia, que el precio de ese genio es demasiado alto si lo ha de pagar otra persona que, oh casualidad, suele ser una mujer.

No. No volvemos a mirarlos de la misma forma. Se nos caen de los pedestales y se hacen añicos estrepitosamente en el suelo, quedando solo como muestra y una huella rota y el pensamiento de que nada cuanto hicieron es ya legitimo ni honorable.

Lástima.

Soy Literauta

Leer, crear y compartir

el blog de lengua y literatura

trabajos de lengua y literatura y todo relacionado con eso.

Ana Basanta Libros

Literatura de viajes, crónicas periodísticas y narrativa

Literatura queer/LGBTQ+/GODI en español

Lista de libros escritos originalmente en español de temática queer/LGBTQ+/GODI con avisos de contenido sensible

Tertulias literarias

Lugar de encuentro para todo aquel aficionado a la literatura.

Literariamente

Blog de Literatura

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura

Literatas entre líneas

"Para vivir tenemos que narrarnos; somos un producto de nuestra imaginación." (Rosa Montero)

Resistencia Literaria

Magazine para resistentes de la cultura

Lengua y Literatura INSTITUTO TÉCNICO-UNT

Este espacio es una propuesta para trabajar de forma complementaria en las clases de Lengua. Aquí podremos compartir material de lectura y distintos recursos que nos ayudaran a seguir aprendiendo aún fuera del aula. Pasen y disfruten las historias.

Somos literatura

No son sólo quienes lo escriben, si no también quienes lo leen.

Acerca de Libros y Literatura

“La lectura adelanta el tiempo de la vida y, paradójicamente, aleja el de la muerte. Leer es buscar otras realidades para comprender mejor esta realidad” Fabricio Caivano (1942).

Las clases de Literatura de Noe

Recursos para las clases

Una feminista de a pie

Activista, soñadora, rebelde, de sangre roja

Ters Wolf: Fotografía, Arte, Literatura y Algo más...

Fotografía, Arte, Literatura y Algo Más.

Feministas de la Nueva Ola

Pro mujer. Pro vida. Resistencia no violenta.

Memes Feministas

El cibermundo está dominado por el humor sexista, y muchos de los famosos memes son una prueba de ello. Nosotrxs lxs feministas también queremos reírnos mientras dinamitamos el heteropatriarcado. ¡Memes feministas para todas!

¿Qué he hecho yo para leer esto?

Club de lectura de la Biblioteca de la UR

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Las Cartas de Margarita

Una ser humana como vos que tiene una pasión por escribir

Tribuna Feminista

Analizamos la política, la economía, la cultura y deporte, sociedad y la opinión desde una perspectiva de igualdad. Feminismo para todos en EL PLURALTribuna Feminista es un medio digital cuya perspectiva de análisis de la política, la economía, la cultura, lo social y opinión se hace desde la clave feminista

Mujeres para pensar

Espacio dinámico: mujeres en la literatura, el arte, el pensar y la vida

Rebelión Feminista

Somos una organización de feminismo inclusivo, abolicionista, anticapitalista y antifascista en la que tratamos de ofrecer formación sobre estos temas y asesoramiento.

A %d blogueros les gusta esto: