Memorial a ellas: que su rastro no se borre.

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

Hace tan solo unos días se presentaba en Cádiz y en Sevilla el libro “Memorial a ellas; que su rastro no se borre”.

Aquí os he hablado un par de veces sobre este maravilloso libro del que tengo el honor el placer de haber prologado… ¿y por qué el prólogo? Muy simple, porque fui incapaz de contar mis historias. Unas historias que no son mías y, sin embargo, me pertenecen. Alicia me propuso un día escribir sobre mis mujeres, sobre las historias que todas llevamos atrás y supe que no podía hacerlo. No todas las mujeres tenemos historias de superación y de ejemplo, las hay duras, con traumas, con mujeres luchadoras que cayeron por el camino, que torcieron el rumbo, que se perdieron definitivamente y que su historia no puede ver la luz todavía porque deslumbra y hace daño. Duele. Historias que se guardan. Por eso escribí el prólogo, porque a pesar de maravillarme con las cincuenta y dos historias de las que está compuesto el libro, yo represento a quienes no son dueñas de su pasado, como a amuchas mujeres les ocurre.

Yo me conformo con haber aportado mi granito de arena y ver, feliz, el éxito conseguido. Un éxito imparable a juzgar por los llenos en ambas presentaciones y por el número de ventas, pero sobre todo… por Dios, mirad las caritas de Alicia Domínguez y de las colaboradoras y colaboradores. Es el rostro de la felicidad. Más que eso. Es el rostro del reconocimiento, de lo entrañable, de la ilusión, de los sentimientos expuestos, del amor a las mujeres que son protagonistas, por primera vez, de su propia vida.

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

He seguido el proyecto casi desde el principio, cuando Alicia iba recogiendo los testimonios y cosiendo las alas que ahora han emprendido este vuelo. Leía historias que me arrancaban lágrimas, que me erizaban la piel, que me hacían sonreír. Historias difíciles de momentos todavía oscuros en los que ser mujer era estar tan limitada que cualquier acto suponía un acto de rebeldía e insumisión. Qué valientes eran esas mujeres, qué luchadoras, qué gran legado dejaron tras de sí.

Este memorial es un homenaje a cada una de ellas, a sus luchas y a sus renuncias, a sus labores calladas, a sus noches y días de gritos silenciosos. Y sobre todo, a juzgar por la calidad humana de las personas que han escrito su pasado, es un memorial a todo el amor que dejaron y a todo el ejemplo que dieron.

Solo me resta dar mi enhorabuena a Alicia y a las personas que han participado en este proyecto, pero sobre todo, dar las gracias a esas cincuenta y dos mujeres cuyo rastro quedará siempre no solo en un libro sino en los corazones de quienes nos sentemos a leer su historia.

Pedidos al 652612641

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

 

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

 

memorial a ellas - alicia dominguez - nina peña

 

 

Anuncios

Escribir

 

nina peña - mujer escribiendo

Escribo para poner mis pensamientos en limpio, para poder verlos a la luz blanca de un papel, inocente todavía, sin pretensiones de ser leído.

Escribo porque de pequeña era una forma de evadirme, de soñar, de imaginar otras vidas y otros lugares. De mayor es una forma distinta de ver la realidad, de querer cambiarla, de imaginar otro mundo y contarlo para tratar de que, no sé cómo, cambie.

Escribo porque es uno de los esfuerzos que vale la pena realizar; cruzar palabras, unirlas, abarcar significados distintos, encontrar matices, perlas entre las letras, diamantes entre los borrones oscuros de tinta sin pulir.

Escribo porque quiero explicar mi mundo, exterior e interior. Conocerlo mejor.

Escribo porque mi cabeza no deja de dictarme letras, porque veo personajes en cualquier parte,  veo argumentos en cualquier rincón, historias en cada historia. Porque veo el otro lado de las cosas y de las personas.

Escribo porque no puedo evitarlo. Porque una voz me dicta palabras y tengo la necesidad de sentarme a transcribirlas, transformarlas en textos coherentes.

Escribo porque es una forma de aprender, de crecer, de buscar y encontrar, de hallar vida en la propia vida.

Simplemente escribo. Sin papel a veces. Solo escribo.

Don Quijote cabalga de nuevo

don quijote - nina peña - libros - autores
Cervantes ha cumplido este mes 471 añitos de nada. Y sigue tan fresco.

Anoche, en un episodio de CSI Las Vegas, uno de los actores regalaba una preciosa edición de Don Quijote de la Mancha a uno de los personajes que había luchado encarecidamente contra una injusticia. Leía en voz alta el primer párrafo, acariciaba el lomo del libro y el investigador le decía que había luchado contra ogros de verdad, no contra los molinos.

Hace unas semanas, en un capítulo de Bonnes, la doctora nombraba a Baltasar Gracián en una de sus frases del El criticón  dando una lección de humildad a su compañero que sonreía ante lo acertado de la frase.

Auster tiene la sana costumbre de nombrar a algunos autores españoles, a Lorca por supuesto, pero me quedé alucinada cuando nombró en uno de sus libros  a Calderón.

Os preguntaréis a qué santo os cuento esto. Muy simple, cuando ocurren cosas así me emociono un poquito. Soy un poco boba, pero me gusta ver que hay gente, allende nuestras fronteras, que valora la literatura española.

Aquí parece que nos da un poco de vergüencita.

A mi me encanta.

No sé, me da que somos un país que no valoramos lo que tenemos, que creemos que la cultura es la que hacen unos pocos ahora, en este momento, y no sabemos apreciar todo aquello que hicieron otros. Quizá tengamos mal aprendida la lección de valorar escritores por la época convulsa a la que pertenecieron o todavía nos quedan rémoras de aquellos autos de fe del franquismo cuando los libros de las bibliotecas se quemaban en piras infames y donde nos decían qué era lo que se podía o no se podía leer. Otros han sido usados para fines políticos y propagandísticos hasta tal punto que creemos que leerlos es pasarnos a un bando que queremos olvidar que existió.

Autores que han pasado por la historia sin que ya nadie los recuerde, sin que casi nadie compre sus libros, sin saber lo importantes que fueron para la mentalidad de las personas en su momento histórico y en su entorno.

Yo soy de las que reivindica La regenta como una obra cumbre de naturalismo y de las que piensa que, de no haber sido por los cuarenta años de censura que sufrió, podría estar al lado de novelas en la que la protagonista femenina se reivindica a través de su drama. Quizá al ladito de Ana Karenina o de Madame Bobary. Pero no, eso será algo que nunca pasará porque la hemos ocultado durante demasiado tiempo.

Creo que el deber de todo amante de los libros y de la literatura en castellano, debería ser releer sin complejos ni prejuicios a todos estos autores que salen en letra pequeñita en los libros de texto, a los que ni siquiera salen. Reivindico a Gracián y a Blasco Ibáñez. A Quevedo o Valle Inclán. A Calderón de la Barca y Laforet. A Unamuno, a Zambrano o Baroja. A Chacel o a Pérez Galdós.

Parece que ya no se leen estos autores, como si ya no se pudiera leer la narrativa de la misma forma. Pero hay que volver a ellos, valorarlos, muchas veces no somos conscientes del valor de nuestros paisanos hasta que no sale su nombre en un libro o en una serie norteamericana, hasta que no nos lo dicen los demás.

 

Memorial a ellas. Un libro imprescindible

La sociedad avanza lentamente, pero avanza. Y no siempre es gracias a la intervención de los gobiernos de las naciones sino a los miles de gestos que las personas anónimas vamos haciendo poco a poco, a través del tiempo.
Hay una especie de ruptura entre la sociedad y las esferas de poder en donde estamos las mujeres. Siempre adelantándonos a las leyes y a las directrices impuestas y en el cual nos movemos perfectamente porque es donde nos han relegado a lo largo de la historia.
En ese estrecho espacio es donde las mujeres hemos ido haciendo gestos, educando, cuidando, dando ejemplo con nuestra propia vida, con nuestra historia más íntima, con luchas calladas, en los reductos donde nos han recluido, en los estrechos márgenes que nos dejaban ocupar. Y esos miles de gestos, de palabras y de historias son un auténtico legado que este libro se ha propuesto recuperar.

memorial - alicia dominguez - nina peña
“Memorial a ellas: que su rastro no se borre” es una recopilación de memorias, un libro ilustrado por Rosa Olea con cincuenta y dos historias de mujeres normales y corrientes, pero extraordinarias, en las que sus familiares directos nos cuentan cómo fueron sus vidas, cuáles fueron sus luchas del día a día, como fueron las renuncias y las biografías de desconocidas, que han dejado un legado de amor y rebeldía silenciosa, de autenticidad. Mujeres que gritaban desde el silencio, que desobedecían sin que nadie fuera consciente de su desobediencia, que se rebelaban ante lo establecido y que soñaban con dejar tras ellas un mundo mejor que el que encontraron.
Son cincuenta y dos historias de heroínas silenciosas recopiladas en este libro ilustrado por Rosa Olea, prologado por Nina Peña y en el que participan poetas como Rosario Troncoso, Grela Bravo, María Luisa Domínguez Borrallo y Ricardo García Aranda y escritores como Blanca Flores, Yolanda Vallejo y Juan José Tellez.

memorial - alicia dominguez - nina peña
He podido leer estas historias desde que Alicia Domínguez las fuera recopilando poco a poco, con un cariño y una admiración contagiosa, con cierto punto de recogimiento y admiración por todo aquello que hicieron, por las lecciones de vida que dieron, por el ejemplo de sus vidas en un momento en que la mujer no era ejemplo de nada, de hecho, no era nadie.
Historias que te arrancan lágrimas y sonrisas. Historias del pasado que están presentes en la memoria de aquellos que las recuerdan, contadas con cariño, maceradas con el tiempo, cocinadas en la mente a fuego lento para poder entenderlas en toda su dimensión, sin juzgar, tratando de entender cómo era el mundo en el que a ellas les tocó vivir y sin atrevernos a calificar sus actos o sus pensamientos. Estas historias son un tributo a estas mujeres invisibles sin las que hoy no seríamos lo que somos.

memorial - alicia dominguez - nina peña
Es un maravilloso proyecto financiado totalmente por medio de crowdfunding en Verkami y cuyos beneficios se destinarán a la Fundación Mujer Gades, que trabaja con mujeres en riesgo de exclusión social, y a Páginas Violeta, que promueve la participación y presencia de las mujeres en la vida social, cultural y económica.
Este nuevo libro saldrá a la venta el próximo tres de octubre y muchos de sus testimonios y de las personas que han participado acudirán a las diversas presentaciones que se están programando por todo el país.

Alicia Domínguez, la autora, es una gaditana nacida en Madrid y doctora en Historia por la Universidad de Cádiz y Máster en Gestión y Resolución de Conflictos por la Universitat Oberta de Catalunya. Autora del ensayo histórico “El Verano que trajo un largo invierno” (Quorum Editores) y de la novela “Viaje al centro de mis mujeres” (Editorial Proust), articulista de La Voz del Sur y CaoCultura y colaboradora ocasional de Woman Soul’s y El ático de los gatos.

Domingo

nina peña - literatura - libros - mujer

 

Los domingos tienen una pereza intrínseca, navegable a ciertas horas del día, nubosa en la mañana, cuando al levantarme me desperezo frente a la ventana y veo la bruma inexistente sobre los tejados, humedeciendo las calles, como si un velo cubriera el mundo.

El domingo es la duda entre lo que quiero hacer, lo que debo hacer y lo que de verdad me apetece hacer. Lucho durante todo el día por tratar de sacarle partido a las horas de descanso mientras mi “lado oscuro” quiere que sean horas improductivas. La conciencia me dicta todo lo que puedo lleva a cabo mientras mi cuerpo me pide descanso, siesta, palomitas y sofá frente al televisor.

El domingo tiene algo de negligente. Se escaquea del trabajo sabiendo lo necesario de esas horas y de esos momentos sin afanes, de tener todo el día por delante.

El domingo es ese día que ya tiene algo de final aun cuando está comenzando. Tiene algo de tregua. De entre-guerras.

El domingo, se recoge en sí mismo esperando ser moldeado.

 

En la orilla de Misly

Amo, luego vivo.

Aránzazu Gordillo

Un día de estos

SARA DE MIGUEL

Psicología, literatura, poesía y música

¡MI LEGADO!

POESIA CON SENTIMIENTO VALLENATO

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

Arcilla y fuego

Una visión sobre el complejo y apasionante mundo de la cerámica

Poesíainstante

Personal e íntimo

Claudine Giovannoni

I'm a writer, a world citizen: across earth, water & sky

Berkanaluz

Poesía, pensamientos y palabras.

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Yellingrosa's Weblog

Poetry, Visual Arts, Music and IT Tech

Ana Lesman

Pergaminos de Alma

SENDERO blog

Poesía cuento ficción breve humor música mexicana. Los textos en su mayoría son de mi autoría y de escritores reconocidos.

cosasdelos30's Blog

Ser mujer,madre, soltera, ir hacía los 40 y padecer los brotes del síndrome premenstrual una vez al mes, agota, pero cuando una empieza a conocerse.....no lo cambia por nada. Aquí hablamos de nosotras. De emociones.

Apalabrando los días

Isabel F. Bernaldo de Quirós

PlumayLuz

Juan Ignacio Salmerón

VIDAANNA

joyería artesanal de Anna Åström handmade silver jewellery

Demiannicolas's Blog

A fine WordPress.com site

VIVENCIAS

Licencia de Creative Commons Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España

El Ático del Alma

Tu corazón es libre ten el valor de escucharlo

deslizia

Hablo diciendo digos

POESÍA y RELATOS

Versos desde la city

A %d blogueros les gusta esto: